Nuestra visión

El mundo siempre está cambiando. Ha cambiado en el pasado y cambiará en el futuro. Lo que hace que el cambio actual sea especial es que lo estamos sintiendo en tiempo real, ya que «este es nuestro momento», y los cambios se sienten grandes: sabemos que son profundamente disruptivos, muy rápidos y que afectan a casi todas las facetas de la vida. Por complejo que parezca, Otto Scharmer destacó sabiamente su simplicidad afirmando que «este momento de disrupción trata de morir y renacer”

Lo que se está muriendo lo sabemos describir con facilidad: una mentalidad del siglo XIX (que aún se enseña en la mayoría de las escuelas y) que habla de un “yo” máximo del tipo «todo-para-mi», de jerarquías rígidas y de competencia extrema; una mentalidad que simplifica absurdamente lo que significa ser humano, que se olvida de la naturaleza y que defiende puntos de vista antiguos sobre conceptos como trabajo, género y geografía; una mentalidad que se reclina y se arrodilla ante la promesa de mucho dinero y de una vida estable; una mentalidad con proclamas del tipo “una profesión para toda la vida”, “una pareja para toda la vida” y “una casa para toda la vida”. Y es esta mentalidad del siglo XIX la que sigue gobernando en todas las principales instituciones que representan el NOSOTROS de la vida real al definir, incluso imponer, qué es una pareja, qué es una familia, qué es una empresa y qué es una sociedad (occidental).

Lo que está naciendo es menos claro, aunque ya podemos empezar a describirlo: una nueva mentalidad del siglo XXI (que ya podemos sentir y experimentar en muchos lugares y comunidades de alrededor y) se optimiza para «NOSOTROS», que piensa en organizaciones horizontales y enfatiza la colaboración extrema; una nueva mentalidad que alaba la totalidad del ser humano, que abraza incondicionalmente a la naturaleza y experimenta con conceptos como trabajo, género y geografía de una manera flexible y divertida; una nueva mentalidad que honra el amor y la felicidad y anhela la salud y el bienestar; una nueva mentalidad que se siente muy cómoda con el cambio y que facilita el cambiar de profesión, cambiar de pareja y cambiar de vivienda para crecer y fluir con la vida.

The School of We llega para explorar y ayudar con lo que está naciendo, y para facilitar la comprensión de lo que aún es poco claro. Además, The School of We servirá para la definición y propuesta de diferentes caminos de aprendizaje, ayudando tanto en la organización de conocimientos como de medios materiales, de manera que el nuevo NOSOTROS pueda suceder en todos los niveles relevantes, especialmente en los negocios, en la sociedad y en el yo. Finalmente, The School of We buscará una práctica inteligente que ayudar al aprendizaje profundo y a la transformación fácil que permiten integrar lo nuevo en la vida cotidiana con comodidad.

The School of We está especialmente comprometida con la construcción de un mundo de amor y belleza, un mundo en el que las personas adopten un estilo de vida triple-like, triple-win, y donde las empresas y organizaciones entiendan, cuiden, respeten y asuman totalmente la responsabilidad sobre (i) la integridad de quiénes somos como seres humanos, (ii) las personas con las que interactuamos y (iii) el entorno en el que vivimos.

The School of We cree que la transformación personal es el primer paso necesario para cualquier cambio profundo y sistémico en los negocios y la sociedad. Esta transformación personal incluye un doble movimiento: la transformación del yo individual y la transformación de cómo este yo «individual» se suma a un «colectivo» que construye el NOSOTROS en todas sus diferentes situaciones y formas. Entonces, volviendo a Otto Scharmer, «Para cambiar el mundo, primero tenemos que conectar con nuestras fuentes más profundas de creatividad y del ser».

Esto es lo que The School of We os invita a todos a hacer.

“Cuando tengas que tomar una decisión, hazte tres preguntas sobre quién se beneficia: ¿eres tú o un grupo? ¿es solo tu grupo o todos? ¿Es solo para el presente o también para el futuro?”

Dalai Lama
Our Vision